El hilo de este universo lleno de oníricas imágenes y aventuras comenzó a desplegarse allá por el 2015 cuando Martin Sahlin, desarrollador de Coldwood Interactive y director creativo del primer título, saliera al escenario de la conferencia EA 2015 de la E3 para presentar en sociedad Unravel, un título que aportaba frescura a la presentación de Electronic Arts además de presentar credenciales para validar el territorio de los títulos independientes como lugar fértil para lo más artísitico y creativo de la industria. Y ya en 2016 aquel título inicial nos puso en las manos por primera vez tanto a Yarny, el adorable muñeco rojo de lana, así como una atractiva y desafiante propuesta  de jugabilidad basada en el despliegue del hilo de lana de nuestro simpático protagonista en su pequeño universo de escenarios artísticamente impecables.

Dos años pasaron y fue la reciente E3 de unas semanas atrás el momento de revelar la continuación de esta historia. Una nueva entrega de la franquicia que, siendo lanzada instantáneamente al finalizar la conferencia de EA, llegó inmediatamente para defender el podio conseguido con la primera entrega. Y se trata de una propuesta renovada y novedosa respecto de su antecesora que ya juega desde el título con un Two en vez de 2 que devela el secreto de su propuesta principal: esta vez nuestras aventuras de lana no serán solitarias. Dos Yarnys para una doble aventura cooperativa. Una evolución que permite renovar su jugabilidad con profundidad y dar mucho carrete a la misma.

Dos para triunfar en una aventura llena de magia.

Con un tono más oscuro que su antecesor, la historia nos presentará inmediatamente luego de un naufragio al que sobreviviremos flotando en las olas de un agitado océano, a nuestro compañero de aventuras. Un nuevo Yarny emergerá de una valija encallada para unirse a nosotros en una odisea para recuperar el ovillo perdido trabajando en conjunto para superar todos los desafíos que encontraremos a lo largo de nuestras aventuras. Es el punto fuerte de la propuesta y a pesar de que podremos disfrutarlo sólos manejando a ambos personajes, todo su potencial se despliega cuando un amigo se sienta a nuestro lado para compartir la aventura. Esto sólo será posible en modo cooperativo local, primando la precisión que presenta gracias a sus buenos 60fps, la cual se vería afectada seguramente con el lag de una partida online.

Desde el inicio contaremos con tutoriales en pantalla que iran revelando los movimientos básicos y algunos hints opcionales para superar cada nivel, y gracias a ellos descubrimos desde el arranque como cada Yarny puede “subirse” al otro y fusionarse para permitirnos realizar el recorrido de manera individual. Podremos switchear entre ellos y en algunos momentos necesitaremos separarlos y recorrer con cada uno una porción de la pantalla en busca de la mejor estrategia conjunta para superarla. Son tan adorables este tipo de personajes que a mi por lo menos me enamoran a primera vista y hacen inevitable encariñarse con ellos desde lo más profundo. Creo que mucho tiene que ver su concepto de muñecos que seguramente conecte con una parte profunda de nuestra niñez y nos lleve a ese muñeco de trapo compañero de aventuras que cada uno habrá tenido. Cabe destacar que el buen equipo de Coldwood, pensando quizás en este lazo de afecto invisible, los hace en esta oportunidad customizables a ambos personajes permitiéndonos elegir su forma, algunos detalles de su expresión y su color. A Sackboy no le gusta esto 🙂

Una vez superado el primer nivel llegaremos a un faro abandonado que oficiará de base y al que volveremos cada vez que superemos una sección del juego desbloqueando nuevos desafíos y niveles. Esto podría tener cierta incidencia negativa sobre la narración que nos propone el juego haciéndonos perder un poco el hilo de la misma. Quizás sean sólo recuerdos lo que estamos viviendo y veremos que al completar los niveles “pintaremos” unos cuadros en la pared del faro como pequeños retazos de la historia. El faro contará con varios pisos que irán habilitando a medida que avancemos con nuevas propuestas y niveles que recorrer. El nivel de detalles y la dirección de arte del título son demoledoras. Podemos sentir ese halo de nostalgia y oscuridad en cada objeto y pareciera ser nuestra misión poner luz y color a ese mundo tan desolado.

Hay unos niños que huyen, Hay adultos que persiguen, y estamos nosotros para traer balance a la cuestión y salvar a los pequeños de sus perseguidores. Esto sucede siempre en un plano distinto al nuestro, y mi mente divaga pensando en la física cuántica de los universos paralelos o tan sólo en recuerdos, quien sabe… la cuestión es que nuestras acciones incidirán en tiempo real en ese plano paralelo y veremos como fluyen las situaciones y se resuelven en consecuencia de nuestras acciones y descubrimientos. Una forma bastante abstracta de desarrollar una historia pero que le va muy bien a la propuesta general del juego. Así mismo el desarrollo de nuestros entrañables protagonistas y su forma de relacionarse están muy logradas, creo que mantienen bien ese espíritu de muñeco sin tratar de forzar su “humanización” con expresiones y situaciones innecesarias. Estoy seguro que escribir este tipo de personajes debe ser todo un desafío algunas veces aún más complicado que cualquier Natan Drake que se precie. En general los juegos de plataformas han ido presentando historias más complejas a lo largo de los años así como personajes más profundos y desarrollados ya sean de trapo, lana o carne y hueso.

Unravel Two nos habla del compañerismo, de la violencia, del estar para el otro. De superar juntos las adversidades que se nos presentan. Es el mundo infantil colapsando con el adulto. Por qué no cierta analogía irónica sobre aquellos que seguimos conectando tan profundamente con los juegos a pesar de ser ya grandes y maduros para andar con estas cosas… En fin, sabe tocar fibras sensibles y lo hace con una gran sutileza y utilizando todos los recursos posibles. Mención especial para el trabajo de audio con una banda sonora que acompaña tan bien el relato poniendo acentos necesarios con arreglos exquisitos y una instrumentación orquestal formidable destacándose en las partes más oscuras a mi humilde oído.

Hilo a hilo para superar todos los desafíos.

El apartado jugable es donde encuentra su fuerza este título y la razón de que no llegue todavía a Nintendo Switch a pesar del reclamo de los fans (es un juego que la va 100% a la consola de la gran N ¡y los Yarnis ya vienen coloreados a juego con los joycons!) tiene que ver con los 60fps mencionados anteriormente y la precisión que nos exige en sus movimientos. El hecho de contar con los dos personajes nos dará mucho recurso y combinaciones para resolver los puzzles que no son de una dificultad imposible y una vez que le agarremos la mano en el combo de nuestros Yarnys todo fluirá con mucha naturalidad y nos encontraremos superando algún que otro nivel en medio de una coreografía perfectamente ejecutada. Y que satisfactorio resulta cuando logramos esta capacidad de movimiento con nuestros coloridos protagonistas.

Podremos lanzar nuestros hilos para colgarnos, atarlos para crear puentes que nos permitirán saltar para alcanzar lugares altos de cada sección o transportar objetos necesarios para avanzar por ellos. O simplemente rodear objetos con uno de nuestros Yarnys mientras llevamos al otro a la otra punta para resolver el enigma con la física de nuestros hilos combinados simplemente. Las posibilidades son muchas y siempre podremos desactivar en el menu de opciones los hints en pantalla para intentar superarnos a nosotros mismos y alcanzar el nirvana de la satisfacción antes de recurrir a la ayuda. Es una dificultad balanceada la que presenta y no tendremos mayor problema en superarla en las 6 a 8 horas de juego que tenemos por delante para completar la aventura, que se hace bien inmersiva gracias a la ausencia de elementos en pantalla que nos distraigan. Si bien es más que lógico para este tipo de experiencias que no requieren de estadísticas y datos en tiempo real para su desarrollo, se agradece que así sea para permitirnos meter aún más dentro de este mágico mundo que se va desenrollando delante nuestro.

Unravel Two es una experiencia que no hay que dejar pasar, por sobradas razones que no sólo tienen que ver con su exquisita jugabilidad y su apartado artístico impecable, sino sobre todo con su gran propuesta cooperativa que nos regala la posibilidad de sentarnos codo a codo con un amigo que nos haga la segunda y emprender juntos este gran viaje. Coldwood Interactive supo echar a correr la punta de un ovillo que parece crecer a cada paso y que demuestra en esta segunda entrega que puede renovarse y tejer un futuro promisorio para nuestro pequeño héroe de lana.

https://www.youtube.com/watch?v=AHjWtC9FSEI
UNRAVEL TWO

Revisado en PS4
Unravel 2 toma los conceptos del primer título y los lleva a un nuevo nivel con la experiencia compartida como argumento principal de su propuesta y un apartado artístico notable.

Buena Lana

Developer:
ColdWood
Interactive
Publisher:
Electronic
Arts
Plataformas:
PS4, Xbox One,
Windows PC
Lanzamiento:
9 de junio
2018
Rodrigo Villarruel

Autor Rodrigo Villarruel

Diseño, Contenidos, PR, Conductor GamePod Live. Twitter

Más notas de Rodrigo Villarruel

Hacemos

GamePod :

SEBASTIÁN CIGARRETA

Director y Editor de Contenidos

Stream Host

    

RODRIGO VILLARRUEL

Director Creativo & Diseño

Contenidos

  

GERMÁN RAFFO

Redactor

    

RODRIGO SCARLATA

Redactor

    

IGNACIO OSTERTAG

Redactor

    

FRANCO BORGOGNA

Redactor

     

GINO MARCELLINO

Redactor

     

AXEL BOSSO

Redactor

     

LEONARDO ABOY

Desarrollo Web