Quizá soy yo, pero los roguelike se sienten en el ocaso de su corta vida. Básicamente este género es la excusa para generar poco contenido, hacerlo difícil, y procurar que con esa fórmula la duración del juego se extienda, justificando así su valor. En muy pocas ocasiones este género ha sabido brillar, siendo quizás Binding of Isaac, Don’t Starve o Zombie U las cumbres más altas de esta humilde colina. La premisa que siempre me resultó básica es magnificada cuando las ideas son pocas, y es ese el caso de Survive! Mr. Cube. De todos modos está claro que estamos ante un juego con buenas ideas, pero claramente carece de equipo, el tiempo y los fondos necesarios para poder convertirlo en algo más que la experiencia mediocre que termina siendo.

La historia (que es pobremente revisitada a lo largo del juego) cuenta las aventuras de un hombre que, a sólo un día de casarse, se ve envuelto en un accidente poco claro y despierta en un lugar desconocido para él. Una vez ahí recoge una espada (yaciendo casualmente a su lado y sin dueño) y se adentra en este mundo en busca de una salida. Nuestro amigo, el misterioso Mr. Cube, descubre también que no es el único en este lugar buscando una salida. Si bien la historia es completamente vacía, es en su pésima traducción que comienza a brillar. Esto se debe a que su desarrollador es de nacionalidad Coreana y, evidentemente, el idioma inglés no es su fuerte. Esto hace que el poco background que tenemos sea una completa pérdida de tiempo, dejándonos con el gameplay como única herramienta narrativa.

Título:
Survive! Mr. Cube
Plataforma(s):
PlayStation 4
Desarrolladora(s):
Intragames
Distribuidora(s):
Intragames
Lanzamiento:
26 de Abril de 2018
https://www.youtube.com/watch?v=X-pSIMIVXlY

Con esa premisa tenemos la excusa perfecta para presentar una gran cantidad de personajes que, con diferentes armas por default, se enfrentarán a un sinfín de enemigos repetidos y otras almas perdidas que nos ven como enemigos. Como todo roguelike, al morir perderemos todo nuestro progreso y renaceremos con otro personaje con diferentes habilidades.

Nuestro arsenal variará desde espadas, hachas y martillos, hasta escopetas, metralletas y báculos mágicos. Esta diversidad hace que el gameplay tarde un poco más en volverse monótono, pero debido a su imperdonable dificultad, vamos a morir mucho antes de poder agarrarle la mano a nuestro armamento. También durante nuestra partida podremos incrementar nuestra vida y stamina encontrando items en cofres escondidos, ayudándonos levemente a sobrevivir un poco más a este imperdonable mundo.

El gameplay, básicamente consiste en recorrer un mapa hasta encontrar un portal, destruirlo, pasar a otro área y repetir ad nauseam. Para esta tarea contaremos con un arma principal, una secundaria (que podemos comprar antes de partir a la aventura o encontrar en cofres escondidos en los mapas) y hasta 5 items. Los mismos pueden ser curativos, regeneradores de stamina o hasta incrementadores de velocidad y fuerza. Mientras recorremos este mundo descubriremos que algunos portales nos llevan a un callejón sin salida, si eso sucede debemos volver y buscar otro portal. Esto no sería tan malo si el mapa general no fuese tan vago, lo que nos lleva a tener que volver en nuestros pasos continuamente y, con backgrounds tan poco originales y una sola canción que consiste de algunas notas en contrabajo que loopean luego de unos segundos, la exploración en este juego es una tortura.

Si bien la música y el background cambian levemente una vez que vencemos a un jefe y pasamos a otro mundo, la novedad dura muy poco cuando nos encontramos otra vez perdidos en este infierno de repetición. Las tareas que parecen nuevas en muy poco tiempo vuelven a tornarse repetitivas y dejamos tan rápido de disfrutar el juego que nos comenzamos a preguntar si alguna vez lo hicimos.

Como nos encontramos ante un dungeon que es generado de forma aleatoria, también nos puede pasar que nos choquemos con un jefe al poco tiempo de haber comenzado la partida. Esto significa que estaremos subequipados, con poca vida y stamina, y casi sin posibilidades de éxito.

Al morir lo único que seguiremos teniendo es el dinero que hayamos encontrado, el cual nos servirá para comprar armas, ítems o nuevos personajes. El tema con esto es que no vamos a elegir lo que queremos comprar, sino que el vendedor nos ofrecerá un item random por una cantidad de monedas. Al comprarlo descubriremos qué es y el vendedor nos ofrecerá otro por el doble de monedas. Con suerte podremos comprar dos o tres ítems por vez y rara vez obtendremos lo que estamos buscando, haciendo que la idea de ahorrar para comprar mejor armamento sea una ilusión que se destruye muy rápido.

Otro aspecto que destruye por completo las ganas de explorarlo a fondo es lo fácil que es sacar el platino. Sin siquiera llegar al final del juego podés acceder a él, invirtiendo como mucho tres horas de juego.

Lamentablemente, Survive Mr. Cube es un título que se hubiese visto enormemente beneficiado por un equipo, una billetera y un tiempo de desarrollo mayor al que posee. Al poco tiempo de comenzar se vuelve predecible y repetitivo, pero quizá con algunos pares más de ojos encima los errores más básicos se hubiesen podido evitar.

Survive! Mr. Cube
PlayStation 4

La intención no es lo que cuenta.

Survive! Mr. Cube es un roguelike simple pero con algunas buenas ideas que podría haber resultado mucho mejor si lo hubiésemos dejado en el horno unos meses más.

3

Die! Mr. Cube

Rodrigo Scarlata

Autor Rodrigo Scarlata

Licenciado en Letras. Creció con Hokuto no Ken. Play y Jojo para mantenerse joven. Editor, Redactor. Twitter

Más notas de Rodrigo Scarlata

Hacemos

GamePod :

SEBASTIÁN CIGARRETA

Director y Editor de Contenidos

Stream Host

    

RODRIGO VILLARRUEL

Director Creativo & Diseño

Contenidos

  

GERMÁN RAFFO

Redactor

    

RODRIGO SCARLATA

Redactor

    

IGNACIO OSTERTAG

Redactor

    

FRANCO BORGOGNA

Redactor

     

GINO MARCELLINO

Redactor

     

AXEL BOSSO

Redactor

     

LEONARDO ABOY

Desarrollo Web