Ocho años han pasado desde que Peter Parker asumiera su alter ego arácnido y se calzara el clásico traje blaugrana para salir a combatir el crimen por las calles de Nueva York, en el noble papel de ese vecino tan amigable como comprometido con la seguridad de la gran manzana. Un gran héroe en la piel de un joven de enorme corazón, ya bien asentado y con un futuro prometedor como científico codo a codo con su mentor, un bonachón doctor Otto Octavius con quien comparte interminables jornadas de laboratorio.

Este es el punto de partida para un viaje que representará una aventura inolvidable y digna del Hombre Araña, que se desplegará delante nuestros ojos demostrándonos en cada pasaje y en cada momento que este Avenger de la última hora está más vigente que nunca y hoy goza de muy buena salud. Y es que al gigante de Insomiac Games le sobra inteligencia para afirmar este gran presente con pericia.

Por eso el título elegido para esta nota, que no está tirado al azar, no señor. Porque la escribo con la importante misión de destacar entre todas las cosas la brillante e inteligente estrategia detrás de este gigante proyecto por parte de PlayStation, acompañado por supuesto de la magia, el trabajo y amor gigantes que Insomniac puso en juego para hacerlo posible en estas dimensiones y por supuesto la bendición de Marvel, cameo de Stan Lee incluido. Marvel’s Spider-Man es posiblemente el mejor juego de Superhéroes que haya existido hasta la fecha y constituye el inicio de una saga que puede hacerle sombra al mismísimo murciélago y su increíble saga Arkham sin pestañear. Y lo es por muchas razones que empezaremos a definir a continuación.

Start spreading the niuuus… Spidey llegóoo…

Lo primero y principal a destacar es su brillante historia. Su excelentemente escrita e inspirada historia. Semanas atrás tuvimos la posibilidad de entrevistar desde las oficinas de PlayStation Argentina a Jon Paquette, Lead Writer del proyecto, y en muchas de las respuestas que obteníamos los medios presentes en el call, destacaban aquellas en las que el desarrollador de Insomniac hacía hincapié en la importancia fundamental de la historia, como un verdadero pilar para la experiencia. Y esto es verdad porque siento, y mucho más aún después de haberla experimentado, que su endiablada jugabilidad podía haberse devorado a la narrativa dejándola apartada a un costado. Es decir, balancearse placenteramente entre los edificios neoyorkinos sin importarle a uno demasiado lo que tengan para contarle, sólo el mero hecho de calzarse las mallas y convertirse en el héroe de la manera en que uno lo hace en este juego, podría haber sido perfectamente un argumento suficiente. Pero acá eso no es lo que sucede para nada. La historia lleva la bandera y se ve engalanada por una jugabilidad casi perfecta y un apartado técnico superlativo al servicio de la misma. Paquette comentaba en aquella entrevista cuan minucioso fue un equipo de verdaderos fanáticos de este universo Marveliano para devorarse todos y cada uno los cómics y películas existentes poniendo luego la pluma al servicio de una narración original y fresca. Algo novedoso para llevar a los fans de Spider-Man a un nuevo nivel. Y vaya si lo lograron.

La historia que nos presenta el juego está perfectamente contada, y se construye de manera brillante sobre las excelentes actuaciones de los personajes como lo hacen las mejores producciones de Hollywood, por lo menos aquellas que valen más que un pochoclo. El autor destacaba estos momentos con los actores como los más disfrutados por su parte en el ámbito global del desarrollo. Y la calidad del trabajo es el resultado. Porque más allá de situaciones, nudos y desenlaces que nos presentará el relato, nos encontraremos con personajes creíbles, bien actuados y que aportan verdadera construcción narrativa y riqueza al asunto.

Peter con esa energía joven, alegre y positiva que supimos verle en todas sus caracterizaciones, pero también con una gran madurez y determinación, dejando de lado ese costado naif que supo tener en alguna de sus representaciones, como la de Sam Raimi de la mano de Tobey Maguire, por poner un ejemplo. Como decíamos al principio ya lleva un buen tiempo en el cargo y lo acompañan una banda de personajes que se notan también maduros y bien plantados. Empezando por la bella Mary Jane que se nos presenta como una mujer valiente y decidida, para nada esa chica inocente y desvalida de otras oportunidades, con quien Peter mantiene una relación de ex con derecho a roce que condimenta con toques de sitcom el relato. Una tía May tan activa y sobre todo activista dejando atrás a la dulce anciana, pasando por un Jameson sagaz y ácido que conduce un gran podcast cuya temática por supuesto gira en torno al malvado Hombre-Araña, por supuesto, y un Norman Osborn que gobierna la ciudad con bastante polémica alrededor y un parecido notable al presidente de la peluca imposible, hasta un Miles que madura rápidamente frente a las adversidades adquiriendo fuertes dosis de valentía y arrojo. Con Yuri Watanabe como noble co-equiper policial y alguno más, completando un abanico de personajes bien escritos y actuados que garantizan el buen desarrollo de la historia que nos están contando resultando excelentes partenaires para nuestro protagonista.

Y donde hay héroes siempre habrá villanos, y el Hombre-Araña cuenta con unos cuantos en su catálogo. Algunos de los clásicos de la saga como Rhino y Vulture con una actuación estelar de Mister Negative, entre otros, dirán presente para poner en aprietos a nuestro héroe, mostrando en el camino flaquezas y debilidades de sus enfermas personalidades a la par de un gran poder para enfrentarnos alimentado por la ira. Si hay algo de lo mucho que hace bien Marvel’s Spider-Man con ellos, es lograr que sus presentaciones no sean simples batallas de jefes sino que jueguen un papel importante en la construcción de la historia. No quiero entrar en detalles para evitar todo tipo de spoilers, pero si puedo decirles que habrá uniones y alianzas siniestras y fundamentales para intentar cumplir un malévolo plan que va mucho más allá de querer simplemente liquidarnos por deporte.

La historia presentará dos “actos” bastante marcados, que si bien no están representados como capítulos en un juego que fluye en su desarrollo narrativo de punta a punta, si que notaremos ese punto de quiebre que llevará las cosas a otro terreno marcando una inflexión importante en el relato.

Pero la inteligencia de este título va más allá de la historia o la sagacidad de sus personajes. Y es que otra de las patas en las que se sostiene sólidamente esta tremenda araña es su deliciosa jugabilidad. El juego exprimirá el poder de tu PS4 para hacerte sentir un flow perfecto en todo momento y situación, empezando por nuestros paseos por la ciudad de Nueva York. Dios mío… ¡esos balanceos! Contaremos con todo tipo de recursos a la hora de desplazarnos por la urbe, haciendo del entorno y los edificios nuestros aliados a la hora sumar velocidad y destreza a nuestro recorrido. Podremos disparar nuestra telaraña y balancearnos manteniendo un gatillo, sumar otro para un doble disparo que nos impulsará a toda velocidad apuntando a ciertos marcadores que irán apareciendo en cada saliente y cada borde, utilizar dos botones para realizar saltos y giros de todo tipo logrando una coreografía perfecta en el aire entre otras cosas y sumar mayor experiencia. Si hay algo que siempre destacó a este Superhéroe son sus movimientos y este título le hace verdadera justicia a esta cuestión gracias a un notable trabajo del equipo de desarrollo.

Es inevitable recordar el placer que nos provocaba el andar de Spidey en aquel clásico de clásicos de PlayStation 2, que resultara una influencia obvia y una necesaria referencia para los desarrolladores de este título. Y a qué otro nivel lo llevan es sorprendente. Creo que rara vez utilicé el viaje rápido del mapa ya que sentía que me perdería un recorrido apasionante en cada ocasión. Y es que acá si que vale eso de que el viaje importa más que el destino finalmente. Realmente uno puede pasarse ratos largos en el juego sólo yendo de acá para allá. Al son de una exquisita y bien interpretada banda sonora dirigida por John Paesano que acompañará acertadamente cada uno de estos momentos, dándole un toque épico deliciosamente exagerado al viaje.

¿Cómo andamio, querido Demonio?

Y si de experiencia jugable hablamos no puedo dejar de mencionar los enfrentamientos con enemigos y el maravilloso sistema de combate, dignísimo heredero del Freeflow, marca registrada de la saga Arkham de Batman. Spider-Man es cosa seria a la hora de pelar los puños. Otra coreografía perfecta que nos propone Insomniac donde seremos dueños y señores de un catálogo interminable de movimientos y habilidades que nos harán poderosos en cada pelea. Los enemigos acumulándose alrededor y nosotros despachándolos sin parar con gracia y sobre todo con mucho poder, que irá in crescendo a medida que subamos el nivel. Nuevamente la inteligencia presente en un sistema muy bien balanceado con un árbol de habilidades que podrán mejorarse con bastante facilidad. Al alcance de todos, bien popular como el bueno de Spidey. Contaremos con habilidades especiales que podremos desbloquear con cada traje que obtengamos gracias nuestros logros; un apartado el de los trajes que merece un capítulo aparte. Un placard arácnido que se va completando con un colección de looks inmejorable para el fan. Nada como calzarse un nuevo traje para darle un aspecto renovado a nuestro arácnido protagonista, con clásicos y originales diseños para todos los gustos que representan diferentes momentos en la vida de nuestro héroe y buenos guiños para los más fanáticos. Cada uno configurando su Spidey a gusto y piaccere, poniéndole un toque personal a la experiencia. Como decía antes, luego de elegir como nos vemos podremos asignar a nuestro traje una habilidad especial y contaremos con 3 slots donde combinar diferentes power-ups que nos ayudarán en cada momento dándonos la libertad de pausar en cada instante para decidir la combinación adecuada.

Sumado a esto contaremos con un nutrido catálogo de gadgets que dejaría boquiabierto al mismísmo Tony Stark, y es que nuestro héroe pone sus conocimentos en ciencia y tecnología al servicio de su poder para estar bien equipado. Desde un dron arácnido de apoyo pasando por diferentes disparadores de telaraña, bombas, dispositivos anti-gravedad y mucho más.

Además contaremos con la ventaja de poder actualizarlos y mejorar cada uno de ellos canjeando diferentes tipos de puntos que obtendremos en cada una de las misiones secundarias y contextuales que encontraremos a lo largo y ancho del mapa. Habrá mucho para hacer en la ciudad, desde atacar bases y desbaratar todo tipo de actos delictivos que nos iremos encontrando por las calles hasta realizar diferentes desafíos y, por qué no, perseguir inocentes palomillas. A más de uno pueden resultarle algo repetitivas este tipo misiones y es lógico que eso pase, porque las mecánicas son similares en algunos de estos casos. Si bien una pelea en las calles siempre podrá resolverse de muchas y diferentes maneras, habrá ciertos patrones que se repetirán mecánicamente como en los rescates de accidentes de tránsito donde salvaremos a inocentes víctimas así como otras situaciones que se resuelven con pequeños quicktime events que no presentan mayor dificultad. Quizás uno de los pocos puntos flacos que presente pero que no empañará para nada la experiencia.

Las callecitas de Nueva York tienen ese no se qué, viste…

Y hablando de mapas no puede dejar de mencionarse el detalle increíble con el que está representada la ciudad de Nueva York. Ciudad icónica si las hay. Más allá de la ficticia torre Stark de los Avengers, podemos reconocer cada emblemático lugar y se dibujará en el horizonte con una distancia y detalle tan descomunal que impresiona, mostrándonos cada uno de esos puntos. Nuestra fiel cámara de esos viejos buenos tiempos de reportero en el Daily Bugle nos acompañará en el recorrido para capturar algunos de estos lugares destacados de la ciudad a cambio de puntos de recompensa. En mis primeros momentos en el juego, apenas oscureció y la noche ganó su lugar, me dirigí a Times Square para cumplir con la clásica consigna y el sueño húmedo de cualquier turista recién llegado: el de  encandilarse con sus carteles y marquesinas luminosas apreciando el paisaje plagado de gente. Pero colgando de un saliente, por supuesto. Desde luego la ciudad adquiere un gran protagonismo y gracias al increíble motor del juego evolucionado del excelente Sunset Overdrive, podremos maravillarnos en cada una de sus esquinas y azoteas con un nivel de detalle que luce sencillamente aplastante en la PS4 Pro donde fue revisado. Podremos recorrerla como es menester volando por los aires pero también bajar y caminar por sus veredas dejándonos endulzar nuestros oídos arácnidos con los piropos de la gente, así como los insultos de algún hater que se cruzará para putearnos un poco. La ciudad se propone estar viva rugiendo de actividad y esto se logra en gran parte, por lo menos a mi humilde entender, aportando valor a la experiencia aún siendo algo un poco accesorio. Leí por ahí que a muchos la ciudad se les hace medio muerta y que no vale tanto la pena bajar a sus veredas, pero a mí esto no es algo que me haya molestado particularmente sino que por el contrario me resultó algo agradable y bastante bien logrado. Aun cuando no hay demasiado para hacer ahí abajo más que dar alguna palmada a algún que otro transeúnte que se nos arrima con un indicador para hacerlo, leer un periódico en los dispensers de prensa repartidos por la ciudad y buscar a los ciudadanos que nos propondrán diferentes misiones secundarias. Siempre habrá delincuentes que derrotar y algún súbdito de Fisk, el primer archienemigo al que enfrentamos, que sacará su arma en medio de la gente para entregarnos un mensaje violento de su patrón.
Todo lo que hagamos en la ciudad tendrá consecuencias, y también podremos sentir el impacto de nuestras acciones en la sociedad neoyorkina a través de un feed de Twitter incorporado dentro del menú que nos permitirá ir viendo cómo reaccionan la comunidad ante los acontecimientos. Son varios los títulos que en estos últimos años intentan incorporar el buzz de las redes sociales al relato con diferentes resultados.

Pero volviendo a la ciudad y sus posibilidades, hay que decir que podremos visitar algunas locaciones concretas como el laboratorio del doctor Octavius, nuestro lugar cotidiano de trabajo, donde podremos interactuar con diferentes elementos y resolver algunos puzzles a cambio de puntos, así como el hogar F.E.A.S.T. donde la tía May despliega su gran potencial solidario día a día cuidando a cientos de personas. Muy acotados los lugares y quizás me haya quedado con ganas de poder acceder a más espacios. A pesar de sus carencias, esta Nueva York es una ciudad muy viva, con un mapa que, aunque sea bastante más pequeño que el de un GTA V, cuenta con una escala y un tamaño para nada despreciables, dejándonos recorrer casi al completo la isla de Manhattan ya que se echa en falta una colgadita de la estatua más famosa que está fuera de nuestro alcance.

Y si hay algo que no le faltará a esta ciudad es fan service en forma de mochilas coleccionables que desde el primer momento se nos insta a encontrar, las cuales contienen diferentes elementos y documentos que representan momentos icónicos en la historia de Spider-Man. Al encontrarlos Peter irá relatando a través de un voice acting muy inspirado esos pequeños retazos que construyen su gran historia y escucharemos sus reflexiones al respecto.

Cuanto viene a validar este increíble título el podio de los exclusivos que ostenta PlayStation en estos tiempos. En un año en el que Red Dead Redemption 2 pareciera tener todos los números ganadores, la obra maestra de Insomniac llegó para romper todos récords y dejar verdadera huella en la industria. Porque Marvel’s Spider-Man respira inteligencia por todos sus poros. Desde la elección del momento para un proyecto como este, tanto por el momento del personaje en cine y cómics como el de PlayStation 4 y una generación que comienza a finalizar lentamente su ciclo, pasando por la inteligencia y sagacidad de sus autores que crean una historia contundente así como un desarrollo inteligente en cuanto a su experiencia jugable con un catalogo enorme de posibilidades para que el jugador se convierta en un verdadero Superhéroe.

Una telaraña inteligente que comienza a desplegarse para dibujar una saga que seguramente constituya uno de los actos finales más importantes de la presente generación y, por qué no, una brillante y sorprendente apertura para la que viene.

https://www.youtube.com/watch?v=8AdWavPwmL0

Revisado en PS4 PRO
Marvel’s Spider-Man es la experiencia definitiva del Superhéroe arácnido, con un inigualable y sólido sistema de juego, una historia única y apasionante y una vibrante ciudad abierta de Nueva York para convertirnos en el heroico vecino amigable.

Aplastante

Developer:
Insomniac
Games
Publisher:
Sony Interactive
Entertainment
Plataformas:
PlayStation 4
Lanzamiento:
7 de Septiembre
2018
Rodrigo Villarruel

Autor Rodrigo Villarruel

Diseño, Contenidos, PR, Conductor GamePod Live. Twitter

Más notas de Rodrigo Villarruel

Hacemos

GamePod :

SEBASTIÁN CIGARRETA

Director y Editor de Contenidos

Stream Host

    

RODRIGO VILLARRUEL

Director Creativo & Diseño

Contenidos

  

GERMÁN RAFFO

Redactor

    

RODRIGO SCARLATA

Redactor

    

IGNACIO OSTERTAG

Redactor

    

FRANCO BORGOGNA

Redactor

     

GINO MARCELLINO

Redactor

     

AXEL BOSSO

Redactor

     

LEONARDO ABOY

Desarrollo Web