Lumines vio la luz en el año 2005 para PSP, un juego de puzzles ideal para una consola portátil. A pesar de haber vendido pobremente en Japón, su país natal, fue un éxito en el resto del mundo, cosechando una gran cantidad de fans. Una secuela salió luego, incluyendo videos de Madonna y Chemical Brothers entre otros. Luego de muchos años en silencio, Lumines vuelve a hacer ruido con un Remaster que trae todo lo que los amantes de la música electrónica y los puzzles pueden desear.

Tetsuya Mizuguchi, creador de la saga, nos trae un remaster destinado a todos los formatos actuales. Si bien los cambios entre la versión original y la actual son estéticos casi en su totalidad, el sistema de juego se siente más pulido y fácil de acceder. Pero que esto no nos engañe, Lumines es difícil y hay que dedicarle mucho tiempo para poder encontrarle la vuelta y sus numerosos modos de juego pondrán a prueba nuestra paciencia continuamente.

Mizuguchi y su equipo Resonair han tratado con mucho amor a este remaster, el cual enamorará a los fans, pero no hará casi nada para atraer a nuevos jugadores. Este estilo de juego tiene mucho sentido en consolas portátiles o incluso en celulares, porque en general un partida dura poco y nos permite jugar de forma casual. Lo que sucede es que su duración se debe más a su cruel dificultad que a su accesibilidad.

Igual que en el original, todo simplificado al máximo.

Básicamente, Lumines es una suerte de Tetris donde deberemos formar cuadrados o rectángulos de un mismo color con diferentes piezas bicromáticas de al menos cuatro cuadrados del mismo tono, en bloques de 2×2. La particularidad de este título es que las piezas formadas no desaparecerán al unirlas, sino luego de que una barra que continuamente barre la pantalla, pase sobre los bloques que armamos. Esa barra tendrá diferentes velocidades, las cuales estarán delimitadas por el tempo de la canción de cada stage. A medida que vamos colocando y eliminando los cuadrados de marras, la música va adaptándose a cada acción que efectuamos.

Cuando movemos las piezas, las ubicamos o las combinamos, escucharemos sonidos que variarán dependiendo la canción que estemos escuchando. Esto es uno de los detalles más llamativos, porque nos hace sentir parte de la canción, agregando sonidos a la base, casi como si estuviésemos haciendo nuestra propia mezcla musical.
Desde este lado, la atención a los detalles y el refinamiento de esta mecánica es casi impecable.

Este gameplay se puede volver adictivo muy rápidamente, pero así como nos atrapa, nos suelta de una patada, debido no sólo a la dificultad, sino a lo complicado que es aprender a dominar Lumines Remastered. Podemos aprender lo básico en un santiamén, pero volvernos lo suficientemente buenos como para superar todos sus desafíos de es una tarea prácticamente imposible.

Para un amante del Metal, el Punk y el Hard Rock, la música agrega dificultad. Los sets de, a veces, más de 10 minutos pueden llegar a entumecernos los sentidos mientras tratamos de avanzar. Tratar de concentrarse en el tempo y cuál es nuestro mejor movimiento mientras una voz “Loquendo” nos dice contínuamente “You’ve lied to me” y “You’ve hurt me” es una tarea casi imposible. Acepto que Lumines Remastered debe ser increíble para los amantes del original, así como de otros juegos similares como Rez, AudioSurf o Panoramical, pero para los que no, este es pasto para otro caballo.

Como en todo videojuego de puzzles, encontraremos una generosa cantidad de modos juego y opciones, desde el indispensable multijugador (sólo local) a otros como Desafío (donde vamos aumentando nuestro puntaje y destrabando nuevas canciones mientras avanzamos), Misión (donde debemos completar diferentes objetivos para avanzar), Time Attack (donde debemos resolver diferentes escenarios en el menor tiempo posible y, el que más odié, el modo puzzle. En este último tendremos que ensamblar una forma específica con los bloques en una determinada cantidad de tiempo.

El porqué de mi odio se debe a que las formas que nos piden usualmente son extremadamente complicadas, el tiempo es muy corto y, lo peor de todo, es que los bloques que nos entregan son generados al azar. Esto prácticamente mata al objetivo del modo, porque no hay una forma específica de superar cada pantalla más que teniendo la suerte de que te lleguen los bloques que necesitás. Eso hace que no estemos resolviendo el problema con lógica, porque si bien tenemos que pensar un poco sobre la marcha para saber qué haremos con cada pieza, nunca dejamos de depender de lo que vendrá. Entonces, si comenzamos a armar la figura que necesitamos en una esquina, pero el juego decide no facilitarnos las piezas que necesitamos, estaremos estancados apilando las piezas inservibles en una esquina mientras rezamos que venga la que nos sirve.

Se sigue echando en falta más variedad de modos.

En las pantallas más avanzadas las formas a realizar ocupan prácticamente todo el escenario, por lo que si nos llega una sola pieza que no encaja con la figura que tenemos que armar, entonces todo nuestro esfuerzo se va al garete y deberemos limpiar la zona antes de volver a intentarlo. Obviamente, todo esto mientras el reloj no se detiene. Este modo llega a ser más frustrante que las primeras 3 horas de Demon Souls para una persona que lo juega por primera vez. Si bien el modo Puzzle no es el corazón de Lumines Remastered, sí se siente que es el que más delata sus fallas.

Pasando a uno de los nuevos agregados del juego tenemos una curiosidad: Este Remaster nos permite activar la opción Trance Vibration que, mediante la vibración de los mandos nos permite seguir y sentir la música y la acción del juego de una manera distinta. No es la gran cosa pero es uno de los aspectos más llamativos, porque realmente ayuda al gameplay de una forma poco común.

No sabría decir si Lumines es uno de esos juegos que necesitaban un Remaster, pero sí está bueno que el mercado se abra y otros estilos de gameplay resurjan para agitar un poco el avispero. Aunque mi experiencia fue mayormente tortuosa, más que nada por la música, otros pueden llegar a encontrar en este el título que estaban buscando. Pero antes de tirarnos a la pileta, es recomendable probarlo un poco y ver si de esa agua hemos de beber.

https://www.youtube.com/watch?v=9cJ2VBPOxXU
LUMINES REMASTERED

Revisado en PS4
Lumines Remastered es un título que todos deberían probar, pero no comprar. Nos deja un sabor que sólo ciertos paladares pueden disfrutar, como pizza con café o usar rodete siendo hombre.

Amarlo u Odiarlo

Developer:
Resonair
Publisher:
Enhance
Plataformas:
PS4, Xbox One,
Windows PC,
Switch
Lanzamiento:
26 de junio
2018
Rodrigo Scarlata

Autor Rodrigo Scarlata

Licenciado en Letras. Creció con Hokuto no Ken. Play y Jojo para mantenerse joven. Editor, Redactor. Twitter

Más notas de Rodrigo Scarlata

Hacemos

GamePod :

SEBASTIÁN CIGARRETA

Director y Editor de Contenidos

Stream Host

    

RODRIGO VILLARRUEL

Director Creativo & Diseño

Contenidos

  

GERMÁN RAFFO

Redactor

    

RODRIGO SCARLATA

Redactor

    

IGNACIO OSTERTAG

Redactor

    

FRANCO BORGOGNA

Redactor

     

GINO MARCELLINO

Redactor

     

AXEL BOSSO

Redactor

     

LEONARDO ABOY

Desarrollo Web