Estamos en la era del nostálgico, donde las sagas del pasado reciben remakes, remasters o secuelas imprevistas, donde Shenmue 3 es una realidad y Resident Evil 2 se ve mejor que una peli de Spielberg. En este presente, ya no hay mucho que nos sorprenda cuando de revisitar el pasado se trata, pero una nueva instancia en la saga Bomberman sí que fue inesperado.

Super Bomberman R salió hace casi un año en Nintendo Switch y tuvo una recepción modesta pero, luego de un año de DLCs y parches, la versión que recibimos en PS4 es la verdadera esencia Bomberman. Incluyendo un electrizante modo online, un modo historia para jugar solo o en cooperativo y batallas locales en equipo o en contra, Bomberman R para PS4 es la experiencia definitiva en la franquicia. Si bien no innova demasiado y por momentos la dificultad para un solo jugador puede ser frustrante, este es el regreso estelar de la explosiva mascota de Nintendo. Esto se debe a un año de trabajo intensivo por parte de Konami y HexaDrive, escuchando a los fanáticos y trabajando en pos de sacar todo el potencial dormido que tenía este juego.

La premisa es la típica, y arbitraria, buenos contra malos. Buggler, el Emperador del mal, junto a los 5 Viles Bombers amenaza la paz del universo. Bomberman y sus 8 hermanos, con a la ayuda de varios personajes especiales, le plantarán cara al maloso de turno y a su séquito de malosos. Más de 30 personajes con habilidades únicas son los que constituyen el plantel de esta edición. Además de los clásicos encontraremos muchos homenajes como Pyramid Head, Simon Belmont, Goemon y hasta el gran Drácula de la franquicia Castlevania.

Título:
Super Bomberman R
Plataforma(s):
Nintendo Switch, PS4,
Xbox One, PC
Desarrolladora(s):
Konami
Distribuidora(s):
Konami
Lanzamiento:
3 de Marzo de 2017 (Switch)
14 de Junio de 2018
https://www.youtube.com/watch?v=8TF7jwL6gYs

El gameplay es bastante retro, se juega prácticamente como uno de los clásicos, pero con algunos pequeños cambios que lo hacen único. El primero es el apartado 3D de los escenarios, que hace que las pantallas puedan estar divididas en niveles superiores e inferiores, brindando profundidad y estrategia a las partidas. El único problema es que por momentos la perspectiva puede ser confusa, costándonos varias vidas hasta que aprendamos el layout de cada nivel.

Como todos sabemos, el gameplay de Bomberman consiste en poner bombas en lugares estratégicos e ir matando enemigos y, a la vez, rompiendo muros que evitan que avancemos de nivel. Para ello contaremos con varios ítems que son acumulables, los cuales nos darán la posibilidad de tener más velocidad, poder poner más bombas o incluso hacer que el radio de explosión de las mismas sea cada vez más devastador. A su vez, ciertos ítems nos otorgarán habilidades especiales, como la capacidad de empujar bombas, hacer un dash para escapar más rápido de la inminente muerte, inmunidad momentánea y muchos más. Y para agregarle un sabor único, cada personaje tendrá un poder especial que le dará ventaja por sobre los demás, como teletransportarse, dar un golpe letal a todo el que se te acerque por 5 segundos, inmovilizar enemigos y muchos otros.

El modo historia es de lo más divertido de este título y se puede jugar en cooperativo, haciendo de una experiencia divertida, una inolvidable. Exploraremos una gran cantidad de mundos con 10 pantallas cada uno, 8 de ellas con diferentes objetivos (como eliminar una cantidad específica de enemigos o activar switches que habiliten la salida) y las últimas dos están dedicadas a los jefes.

En la primer pantalla de jefe nos encontraremos con un enemigo que abusa de sus habilidades y pone a prueba todo lo que tengamos. Esta etapa se supera con un solo hit, pero el nivel de análisis y estrategia que cada uno exige es tan alto que termina demorando mucho más que una stage común. Luego de esta etapa el jefe evolucionará y ya entraremos en la etapa “Jefe Esponja”, donde debemos sobrevivir mientras lo dañamos continuamente, ya sin tanta estrategia pero aún exigiendo que estemos muy atentos. Esta variedad hace que el juego se sienta siempre cambiante y nunca nos termine aburriendo o sintiéndose predecible.

Al concluir el modo historia destrabamos un mundo más, el más difícil de todos pero también el más divertido, presentando una linda recompensa para todo el que le haya dedicado tiempo y esfuerzo a este título. Además, el diseño de los niveles es siempre divertido, dinámico y variado, apoyado por una fantástica banda sonora que te dejará tarareando la mayoría de los temas por un buen rato.

Una gran inclusión a la saga es el modo multiplayer. En él podremos combatir por puntos o hacer una batalla a muerte súbita con hasta 8 jugadores. Podrán imaginarse que el nivel de caos que se maneja en este modo es altísimo, pero las risas y la diversión no dejan de estar presentes nunca, ya que el juego jamás es desbalanceado y todos tienen chances de llevarse la victoria. A su vez la red funciona bárbaro, en mi tiempo con Super Bomberman R tuve muy pocos problemas de conexión y casi ni experimente lag.

La experiencia offline también se amplía con el modo Grand Prix, donde dos equipos competirán por conseguir el mayor número de puntos. Se puede elegir entre combates 1vs1, 2vs2 y 3vs3 jugadores. El combate dura dos rondas, y vencerá el equipo que reúna más puntos en total.

A pesar de todo lo bueno que tiene este título, no debemos perdonarle sus fallas. Anteriormente mencionamos que el diseño 3D de las pantallas puede resultar confuso y frustrante, pero no lo suficiente como para hacer de este un título injugable. Pero hay un detalle que me confundió durante toda mi estadía en este fantástico universo: los continues. Sí, es medio difícil de explicar, pero la forma en la que este juego nos permite continuar luego de haber perdido todas nuestras vidas es, como mínimo, confusa. Durante el juego iremos recolentando monedas que nos permitirán destrabar accesorios para nuestros personajes, así como nuevos personajes y pantallas. Pero además esta economía influirá en nuestra estadía en el mundo de los vivos. Al perder todas las vidas el juego nos pregunta si queremos continuar y nos informa que una cantidad de dinero será descontado al aceptar. Usualmente la cantidad varía sólo por la dificultad en la que estemos jugando, pero a veces me han cobrado más o menos, e incluso no me han cobrado nada. Llega un momento en que el juego te dice que ya no necesitás pagar para continuar en este mundo. El tema es que en alguna ocasión esa opción nunca apareció, me quedé sin monedas y no pude continuar, teniendo que comenzar el mundo de nuevo. No es que necesariamente me molesten los continues limitados, pero sí me molesta no terminar de entender una mecánica que debería ser mil veces más simple.

Super Bomberman R
Nintendo Switch, PS4, XBOX ONE, PC

Un baldazo de nostalgia.

Quitando esos pequeños altibajos y el hecho de que esta entrega no es necesariamente innovadora, nos encontramos ante un título muy divertido, accesible y que nos asegura largas horas de diversión, ya sea solo o con amigos.

7.5

Mandale mecha

Rodrigo Scarlata

Autor Rodrigo Scarlata

Licenciado en Letras. Creció con Hokuto no Ken. Play y Jojo para mantenerse joven. Editor, Redactor. Twitter

Más notas de Rodrigo Scarlata

Hacemos

GamePod :

SEBASTIÁN CIGARRETA

Director y Editor de Contenidos

Stream Host

    

RODRIGO VILLARRUEL

Director Creativo & Diseño

Contenidos

  

GERMÁN RAFFO

Redactor

    

RODRIGO SCARLATA

Redactor

    

IGNACIO OSTERTAG

Redactor

    

FRANCO BORGOGNA

Redactor

     

GINO MARCELLINO

Redactor

     

AXEL BOSSO

Redactor

     

LEONARDO ABOY

Desarrollo Web